En este libro tenemos una selección de fotos de su vida, tanto dentro como fuera del escenario. El prólogo está escrito por Helen Mirren y Albert Watson.

Sergei Polunin, nacido en Ucrania, tiene un talento único. Se formó en Kiev y a los 13 años fue admitido en la Royal Ballet School de Londres. A los 21 años decidió cambiar el rumbo de la danza puramente clásica y seguir las nuevas formas de arte contemporáneo, incluida la creación de sus propias producciones.

Nos adentramos en un viaje emocional con Polunin, en el que comparte los altos y bajos de su vida hasta la fecha. Hay muchas anécdotas sobre sus adicciones y los retos a los que se ha enfrentado, pero la forma en que salió de eso es una inspiración para muchos. Sus descripciones de las fotos son encantadoras y arrojan luz sobre aspectos de su personalidad. Además, recientemente ha sido padre.

Es un libro maravilloso. Está bien pensado y la calidad es estupenda. Realmente es una adición fabulosa a la colección de cualquier aficionado al ballet.