La luna influye en la vida de la Tierra. Nadie puede negar que la atracción gravitatoria entre la Luna y la Tierra provoca las mareas, lo que hace que el mar suba y baje.

Sin embargo, hay otros hechos lunares que no están tan consensuados: la influencia de la luna en nuestro estado de ánimo, los accidentes de tráfico, el cabello, la menstruación femenina, por ejemplo. De hecho, la ciencia moderna aún no nos da una respuesta para esto.

Janet Shook, entrenadora de salud integral y maestra espiritual, me explicó cómo la luna afecta a nuestro estado de ánimo basándose en las antiguas enseñanzas védicas: "Así que en cuanto a un estudio moderno, creo que es un tema poco estudiado. La ciencia está más interesada en el efecto del hombre sobre la naturaleza que en el efecto de la naturaleza sobre el hombre. Mis referencias provienen principalmente de las antiguas enseñanzas védicas, que es una ciencia establecida hace miles de años que se mantiene en la actualidad".

De hecho, del mismo modo que la luna influye en las mareas y en otros fenómenos naturales, puede influir en nuestro propio cuerpo, ya que si el "cuerpo es un 70-80 por ciento de agua... ¡haz las cuentas! La luna también mueve tus aguas internas. Todos somos pequeños planetas, hechos de la misma materia que la madre tierra".

Sin embargo, la influencia de la luna no tiene el mismo efecto en todos. Podemos sentirnos de forma diferente o no sentir nada en absoluto: "Cada persona es muy singular. El hecho de que uno esté fuertemente influenciado por la luna o no, o de que ni siquiera sea consciente de ello, dependerá de muchos factores. Lo que sí sabemos es que la luna influye en el sistema nervioso y, a su vez, en las hormonas del cuerpo. Y las hormonas influyen mucho en nuestro estado de ánimo", dijo.

Quizá desde un punto de vista más místico, la luna suele estar vinculada al "elemento femenino del ser, también considerado como la energía receptiva". Como sabemos, la luna en sí misma no emite luz, sino que refleja la luz del sol. Por eso la luna es la mente subconsciente, la realidad interior, la energía pasiva e introspectiva". Sin embargo, tanto los hombres como las mujeres pueden ser influenciados por la luna, "en cuanto a lo que hace a la psique y cómo afecta al crecimiento del cabello, el crecimiento de los tejidos, la actividad de los parásitos, etc"

Luna nueva

"Durante la fase de luna nueva, podemos pensar en el vacío. Es la luna oscura. En la luna oscura podemos profundizar en nuestros deseos. Podemos mirar lo que sentimos que nos falta, o que echamos de menos en nuestra vida, lo que necesita curación o claridad. En los días 9, 10, 11 de la luna nuestro sistema nervioso está más afectado por la luna. Este es un gran momento para ayunar, meditar, limpiar, o simplemente sintonizar profundamente con lo que está pasando con usted".

Luna llena

"En la Luna Llena experimentamos una gran cantidad de claridad. Donde todo se ilumina y si podemos ser reales con nosotros mismos, podemos ver lo que está pasando en nuestras vidas, con respecto a la luna nueva que acaba de pasar dos semanas antes."

Efectivamente, la influencia de la luna en nuestro cuerpo no empieza y termina con el crecimiento del pelo y las uñas. Por ejemplo, sobre los parásitos, Janet me dijo que "limpiarlos en luna llena es más eficaz, ya que estarán más activos. También los agricultores serán muy conscientes (¡ojalá!) de la influencia de la luna en los ciclos de siembra".

Aprovechar el efecto de la luna

Para Janet, la influencia de la luna sobre nosotros es enorme, pero la mayoría de las veces pasa desapercibida, porque "muchas veces la gente no quiere observar lo que le pasa, quiere controlarlo o negarlo. Pero si seguimos lo que nos pasa, las experiencias de la emoción, las hormonas, el cuerpo, llegamos al autoconocimiento".

Cuando le pregunté qué podemos hacer para aprovechar este conocimiento en nuestra vida diaria, me dijo que la teoría es interesante, pero la práctica es lo que crea los cambios que queremos ver: "Cuando eres consciente de las diferentes fases de la luna, puedes usarlo como un calendario de cambio y evolución personal. Con cada fase se toman medidas: establecimiento de intenciones, regulación del sistema nervioso y análisis de la situación a medida que cambia", añadió.

Sin embargo, en su opinión, para ver estos resultados las personas deben ser conscientes de los ciclos de su vida, "a través de los ciclos de las luminarias (Sol y Luna) y su relación. La naturaleza (donde está incluida la Luna) es el mundo real. Construimos nuestras vidas en instituciones, ideas, hábitos, creencias que se construyen sobre el mundo real y, desgraciadamente, a veces a pesar de él", dijo.

En definitiva, "la luna estimula el crecimiento y el sistema nervioso. Opera en nuestro interior a muchos niveles. Cuanto más sabes, más trabajas en armonía con ella, más consciente eres de ti mismo y de las fuerzas mayores de este planeta. Pero esto depende de cada individuo. ¿Hasta qué punto quieres estar conectado, despierto y consciente?"

Para más información:

Www.janetshook.com

Insta- Janet Shook

FB- Nutrición espiritual con Janet Shook

Janet_shook@gmail.com