El autor, Tom Weise, estaba en Alemania estudiando ciencias políticas cuando le diagnosticaron el VIH. Después, dejó Alemania para viajar a Nueva York, en Estados Unidos. "Yo también quería ser periodista, quería convertirme en el próximo Anderson Cooper". Sin embargo, sus grandes sueños se truncaron y se vio obligado a vivir ilegalmente en Estados Unidos.

"Me bloqueó el hecho de que el gobierno estadounidense prohibiera a los inmigrantes infectados por el VIH entrar en el país. Cuando estuve en EE.UU. en 1995 obtuve un visado de visitante de seis meses, pero estaba intentando conseguir la tarjeta verde cuando me enteré de que, por tener el VIH, la ley no me lo permitía", lo que le convirtió involuntariamente en un inmigrante ilegal.

"Esta ley ya no está en vigor. Sin embargo, en aquella época (en los años 90) sólo otros dos países tenían la misma ley, eran Arabia Saudí y Libia", recordó.

No sabía que la ley existía cuando llegó a EE.UU. "Ya estaba en el país cuando me enteré de que había una ley que impedía a cualquier inmigrante con VIH obtener una tarjeta verde, conseguir un trabajo o cualquier otra cosa. Así que, para mí, eso significaba que tenía que renunciar a todos mis sueños, vivir como un inmigrante indocumentado y ese fue el comienzo de mi historia. Mi vida ha cambiado radicalmente", lo que le empujó al trabajo más antiguo de la historia.

Este libro pretende ser un diario que cuenta la historia de un "gay europeo con VIH que dejó su continente para ir a otro en busca de una vida mejor y en su caso se vio decepcionado por la política de ese país y descubrió que no iba a ser fácil vivir allí. Sin embargo, no se rindió".

En cuanto a su mercado objetivo, me dijo que su libro está dirigido a cualquier persona: "Quiero que la gente que no es gay, que no es seropositiva, que no es emigrante, conozca la lucha que pasé cuando quise ir al extranjero, pero también quiero que la gente sepa que hay esperanza. Esa es realmente una historia".

Ahora, viviendo en Lagos (Portugal), Tom Weise decidió escribir estas memorias para compartir un mensaje: "no rendirse, incluso cuando los obstáculos son duros. No hay obstáculo lo suficientemente alto que no puedas superar. Incluso el hecho de estar infectado por el VIH me ayudó a vivir mi vida de forma mucho más consciente que antes".

Al fin y al cabo, cuando le pregunté qué consejo le daría a un joven con VIH, me dijo: "No tengas miedo de nada. Vive y ama".

"Living off the Edge" está disponible en Amazon en: https://www.amazon.com/Living-Off-Edge-Tom-Weise-ebook/dp/B07GVP5F9N