El médico, que comenzó a realizar lobectomías VATS en 2010, fue pionero en Portugal en introducir las resecciones anatómicas VATS uniportales en 2012. Pero esto no termina aquí, ya que el nivel de progreso que este médico ha traído a Portugal ya lo ha visto en varios programas de televisión.

"El enfoque clásico para realizar una cirugía cardíaca es una incisión de 25 a 30 cm en el pecho, pero yo fui pionero en Portugal en realizar una apertura de 5 cm en el pecho para introducir una cámara de vídeo. Esta técnica se llama Cirugía Mínimamente Invasiva de la Válvula Mitral y me fui a aprenderla a Alemania en 2014 y la traje a Portugal", explica el doctor Javier Gallego. Desde entonces, ha trabajado duro para aprender nuevos procedimientos, aplicarlos y enseñar a sus colegas.

Una cirugía mínimamente invasiva conlleva varios beneficios para el paciente, ya que "en lugar de realizar una apertura torácica completa, solo se realiza una pequeña apertura para sustituir la válvula aórtica. Esto supone una recuperación más rápida para el paciente, menos dolor después de la cirugía, un menor riesgo de complicaciones y una cicatriz más pequeña".

Sin embargo, en Portugal el 95% de las cirugías cardíacas se realizan con métodos tradicionales. A menudo llamada cirugía a corazón abierto, requiere que el cirujano abra el pecho para poder llegar al corazón. Sin embargo, no es lo ideal, ya que el paciente puede sufrir mucho después de la intervención.

En cambio, la cirugía cardíaca mínimamente invasiva provoca menos traumas físicos en el cuerpo, lo que se traduce en una recuperación muy fácil y rápida. Por ejemplo, "tras la cirugía a corazón abierto, el paciente no puede conducir durante un mes y medio, pero con nuestra técnica el paciente puede hacer vida normal al cabo de 10 días. Además, las cirugías a corazón abierto son mucho más dolorosas y con mayor riesgo de infección, por lo que los pacientes no pueden levantar los brazos, no pueden hacer nada con los brazos durante un mes y medio. Con este enfoque mínimamente invasivo no sólo tienen menos dolor, sino que pueden llevar una vida normal", declaró a The Portugal News el Dr. Javier Gallego, profesor asociado de la Facultad de Medicina del Algarve.

A pesar de las diferencias sustanciales entre estas técnicas, el abordaje a corazón abierto sigue siendo al que probablemente se someterá en un hospital público. Sin embargo, en el Grupo Sanitario HPA podrá beneficiarse del Dr. Javier Gallego y de su experimentado equipo de UMICS, expertos en técnicas cardiotorácicas mínimamente invasivas.

Hay muchos métodos que, dependiendo de cada situación, se pueden realizar sin tanto sufrimiento para el paciente. Por ello, es importante buscar los mejores y más actualizados métodos y médicos que hagan un seguimiento de su caso concreto.

Si usted (o un ser querido) se encuentra en una situación que puede requerir una operación de corazón, puede consultar al Dr. Javier Galego en el Hospital Particular do Algarve.