La Comisión Europea ha puesto en marcha una consulta pública sobre la Directiva de viajes combinados para comprobar si las normas actuales garantizan una protección eficaz de los consumidores.

Lo que está en juego es una Directiva que establece un conjunto de deberes y derechos en relación con los contratos entre los viajeros y los operadores de viajes combinados y servicios de viaje relacionados, fijando, por ejemplo, las circunstancias en las que el contrato puede ser cancelado sin penalización.

"La Comisión busca, a través de una consulta pública, información sobre la Directiva relativa a los viajes combinados, es decir, la experiencia y la opinión de los consumidores, los profesionales y las partes interesadas sobre las normas actuales y los posibles cambios", dijo el DECO.

"El objetivo es informar a los ciudadanos y a las partes interesadas sobre el trabajo de la Comisión para que puedan dar su opinión. Se invita a los ciudadanos y a las partes interesadas a que aporten sus opiniones sobre la comprensión de la Comisión de la situación actual, el problema y las posibles soluciones, y a que pongan a disposición cualquier información pertinente que puedan tener", reza el documento de consulta pública.

"La pandemia de Covid-19 provocó cancelaciones masivas de reservas de viajes, incluidos los paquetes. Debido a los problemas de liquidez de los organizadores, en contra de lo dispuesto en la Directiva, muchos viajeros no recibieron reembolsos o los recibieron con un retraso considerable. Varios Estados miembros adoptaron una legislación que se aparta de la Directiva, ampliando considerablemente los plazos de reembolso o haciendo obligatorios los bonos para los viajeros", comienzan diciendo.

Asimismo, el análisis en curso se centrará en las normas de protección contra la insolvencia y tendrá en cuenta las acciones pertinentes anunciadas en la Estrategia de Movilidad Sostenible e Inteligente para proteger los derechos de los pasajeros.