En Portugal, los jóvenes pueden afiliarse a los partidos juveniles, donde se llevan a cabo proyectos basados en las ideologías políticas del partido al que se afilian. Los que se inscriben en los partidos juveniles organizan diversas actividades en el municipio al que pertenecen.

Quien quiera iniciar su vida política de esta manera debe inscribirse en un partido juvenil cercano a su municipio, o en su zona de residencia si es posible. En este contexto, se pueden promover actividades como debates, coloquios u otras de carácter ambiental.

Los partidos juveniles pueden considerarse como un factor de acercamiento a la política para los jóvenes, que comienzan a conocer el entorno político desde una edad temprana, al tiempo que se enfrentan a la realidad económica y social de su región y pueden obtener contactos para su futura vida profesional.

En Portugal, son cuatro las juventudes del partido que más destacan. Son las Juventudes Comunistas Portuguesas (PCP), las Juventudes Socialistas (PS), las Juventudes Socialdemócratas (PSD) y las Juventudes Populares (CDS).

Juventudes Comunistas Portuguesas (JCP)

El partido se fundó en 1979 tras la unificación de la Unión de Estudiantes Comunistas y la Unión de la Juventud Comunista. Los miembros están muy cerca de los estudiantes y contactan regularmente con los trabajadores de las escuelas y las fábricas. Como su nombre indica, los miembros asumen su ideología comunista, insertándose en la izquierda, respecto a las ideas políticas. Los principales objetivos del PCM son, entre otros, la lucha por la salud y la educación pública gratuita, la lucha por el reconocimiento de los derechos sexuales y reproductivos, pero también los derechos de los trabajadores. Entre las diversas campañas promovidas, destaca la campaña "Aumenta o Som: Baixa o IVA", que pretende reducir el IVA de los instrumentos musicales al 6%.

Juventudes Socialistas (JS)

Con una ideología política de centro-izquierda, JS se fundó en 1975. Sus miembros son jóvenes de entre 14 y 30 años, portugueses o residentes en Portugal. JS busca una sociedad más libre, con el máximo respeto a la dignidad de las personas. Uno de los principales objetivos de sus miembros es crear una plataforma política que permita la integración de todos en la sociedad, independientemente de su origen, género o religión, entre otros parámetros que definen al ser humano. A nivel internacional, JS ha avanzado en YES - Jóvenes Socialistas Europeos y en IUSY - Unión Internacional de Juventudes Socialistas.

Juventudes Socialdemócratas (JSD)

La JSD se fundó en junio de 1974, dos meses después de la Revolución de los Claveles. Se aproxima a la derecha del espectro político, pero está cerca del centro. La ideología predominante es el conservadurismo liberal y la JSD ha desempeñado un papel crucial en las campañas electorales y en la movilización de la población. Al igual que los otros partidos juveniles mencionados, la JSD también lucha por los derechos humanos, pero también pretende reforzar los lazos entre los países de habla portuguesa y contribuir al programa político del PSD, para adaptarlo a la realidad portuguesa. Sin embargo, el espíritu empresarial, el medio ambiente, la drogadicción y la obesidad infantil son los focos de acción de los jóvenes que pertenecen a este grupo.

Juventud Popular (JP)

Fundada también en 1974, la JP es de todas las juventudes de los partidos mencionados, la más a la derecha del espectro político. En 2014 contaba con 18.000 afiliados y hasta 1998 se llamaba Juventudes Centristas. Durante el Verano Caliente de 1975, la JP fue uno de los mayores opositores a los movimientos de izquierda surgidos tras la Revolución de los Claveles. La JP, como forma de incentivar el trabajo de sus miembros, otorga premios que hacen referencia al mejor municipio del país, a la mejor estructura de distrito y al miembro más destacado de la JP. Francisco Rodrigues dos Santos, antiguo líder del CDS-PP, comenzó su vida política como miembro de la JP.