Los sábados, una locomotora de vapor modelo 9004 partirá de Aveiro con destino a Macinhata do Vouga. Compuesto por cinco vagones de principios del siglo XX, el tren hará un recorrido de 70 minutos, con muchas sorpresas en el camino.

El tren sale de Aveiro a las 13:50 y llega a su destino final en Macinhata do Vouga a las 15:00. Al llegar a uno de los primeros destinos, los viajeros serán recibidos con canciones y bailes tradicionales portugueses, además de visitar el Museo del Ferrocarril de Macinhata do Vouga.

A la vuelta, la locomotora sale de Macinhata do Vouga a las 16:25, sin embargo, el recorrido de vuelta se hace de forma un poco diferente. En la mitad del trayecto, la locomotora hace una parada en Águeda. Después, el tren se detiene en la estación de Águeda y sólo sale una hora y media después. De este modo, los viajeros tienen tiempo para visitar la ciudad, concretamente el centro histórico y la zona de la ribera. A las 18:18 horas, el viaje se reanuda, llegando de nuevo a Aveiro a las 19:00 horas.

Los billetes para el viaje realizado en el Tren Histórico de la Línea Vouga se pueden adquirir en las taquillas de CP, en línea a través de la página web oficial de CP - Comboios de Portugal, o en la app que se puede instalar en el smartphone. Los precios de los billetes para un día de viaje cuestan 35 euros para los adultos y 20 euros para los niños de entre cuatro y 12 años. En el caso de los grupos, compuestos por más de 10 personas, el billete costará 30 euros y la reserva deberá realizarse a través del contactocohistorico@cp.pt

El tren circulará los días 25 de junio, 2, 23 y 30 de julio y también todos los sábados del 6 de agosto al 15 de octubre.

Problemas de acceso

A pesar de que el tren histórico circula por la llamada Linha do Vouga, el recorrido sólo se hará por el Ramal de Aveiro, que termina en Sernada do Vouga, por donde no pasa la ruta histórica. Antiguamente, la línea del Vouga llegaba hasta Viseu y recorría 140 kilómetros, lo que ya no ocurre. Sin embargo, la ruta ferroviaria, partiendo de Aveiro, debería terminar en la estación de Espinho-Vouga, en Espinho, lo que tampoco ocurre. Desde Sernada do Vouga hasta Oliveira de Azeméis, la línea está cortada, y sólo se permite la circulación de vehículos para el mantenimiento de la línea ferroviaria.

A pesar de las obras prometidas, la población lleva mucho tiempo esperando la realización de lo que promete ser una gran mejora para el acceso ferroviario a determinadas localidades incluidas en la Línea del Vouga, entre los municipios de Espinho y Aveiro.