Aquí se ven varias especies, pero sólo tres se reproducen en el Algarve, la calzada, la perdicera y la culebrera.

El águila calzada es relativamente pequeña, con una envergadura de 110 a 132 cm, y es migratoria, ya que vive aquí durante la temporada de cría en bosques abiertos y terrenos montañosos, y viaja al sur durante el invierno.

La siguiente es el águila perdicera, con una envergadura de hasta 180 cm. Sus patas son inusualmente largas, y los pies y las garras son enormes para su tamaño. Los investigadores descubrieron que esta especie caza en tándem con su pareja de apareamiento, y es probable que esto se haga para fortalecer la relación de la pareja. Cazan una amplia selección de presas, incluyendo mamíferos, lagartos y aves más pequeñas.

Las águilas de patas cortas son las siguientes, con una envergadura de 162 a 195 cm. A veces llamadas águilas culebreras, se alimentan principalmente de reptiles y ocasionalmente de aves y mamíferos. Si intentan atrapar una serpiente demasiado grande, lucharán contra ella en el suelo con el pico y las garras hasta que la serpiente muera.

Las águilas imperiales españolas también están aquí, con una envergadura de hasta 220 cm, y sólo se encuentran en la Península Ibérica. Su población es muy escasa y, hasta hace poco, se consideraba en peligro crítico de extinción. Esta especie prefiere los bosques secos y maduros como hábitat.

En Portugal también se puede ver el águila real. Son impresionantemente enormes, con una enorme envergadura de hasta 2,3 m, con una cabeza que parece pequeña para el cuerpo pero que incluye un pico endiabladamente ganchudo, y son rápidas y expertas cazadoras, alimentándose de pequeños mamíferos.

Suelen emparejarse de por vida y, para impresionar a una hembra, el macho puede coger un palo o una roca y volar a gran altura, para luego dejarlo caer y descender en picado para atraparlo antes de que aterrice.

Un águila que no verá aquí es el águila arpía, ya que se encuentra en Sudamérica y sus alrededores, y actualmente está catalogada como casi amenazada por la UICN.

Un ave que mide 1 metro desde el pico hasta la cola, con una envergadura de 2 metros (una puerta estándar tiene esta altura para comparar), patas del tamaño de la muñeca de un niño pequeño y garras del tamaño de las de un oso pardo, ¡come casi todo lo que quiere!

Las mortíferas garras curvadas del águila arpía son más grandes que las del oso pardo, con 13 cm de longitud, y pueden ejercer varios cientos de libras de presión (más de 50 kg), aplastando los huesos de su presa y matando al instante a su víctima.

En modo de caza, las águilas pueden girar la cabeza 180 grados para mirar hacia arriba mientras vuelan por la densa selva tropical y pueden esponjar las plumas de la cabeza, para crear un embudo acústico que dirija el sonido a sus oídos.

Puede que no sea el ave de presa más grande (el cóndor andino ocupa ese lugar con una envergadura de 3 m), pero esta rapaz es definitivamente la más pesada y poderosa de las aves.

Es un gran ahorrador de energía y vuela por debajo de las copas de los árboles, utilizando sus grandes garras para atrapar monos y perezosos que pueden pesar hasta 7,7 kg.

Una arpía es capaz, en una persecución seria, de alcanzar velocidades de 80 km por hora y se lanza sobre su presa y la arrebata con las patas extendidas.

Como la mayoría de las águilas, la hembra es casi el doble de grande que el macho. Se emparejan de por vida y hacen un nido a unos 2,7 metros del suelo. Curiosamente, la hembra pone dos huevos, pero una vez que el primero eclosiona, deja de calentar el segundo y éste no nace.

Ambos progenitores se dedican a proteger y criar a su polluelo hasta que éste emerge, normalmente en 6 ó 7 meses, aunque vuelve al nido durante los siguientes 6-10 meses para comer de vez en cuando.

Una pareja de arpías producirá un polluelo cada 2-4 años. Las jóvenes "arpías" alcanzan la madurez sexual a los 5 años y, si se les da la oportunidad, pueden vivir hasta 35 años.

La vista de las águilas es de 4 a 8 veces más potente que la nuestra, así que si tú puedes verlas, ellas sin duda pueden verte a ti.