Los vuelos a baja altura sobre las casas, la contaminación atmosférica y acústica son algunas de las quejas de los residentes que han firmado esta petición. Además, temen por su seguridad.

"Me encuentro constantemente con comentarios negativos de mis clientes sobre el tráfico aéreo. Aunque la importancia del aeropuerto de Faro para el desarrollo de la región del Algarve es innegable, el hecho de que haya vuelos a baja altura sobre zonas residenciales y turísticas provoca un gran malestar", afirma François Coizy, gerente de una agencia inmobiliaria de Almancil y creador de la petición.


Actualmente, al salir, "los aviones giran hacia el norte a muy baja altura -3.000 pies- y sobrevuelan zonas pobladas de los municipios de Loulé y Olhão. Más concretamente, los vuelos que despegan hacia el este sobrevuelan Olhão y los que lo hacen hacia el oeste sobrevuelan Almancil, Quinta do Lago, Vale de Lobo, Quarteira y Vilamoura".

Para mejorar la situación, François Coizy y todos los vecinos que firman la petición, dicen que la solución es bastante sencilla. "Los aviones que despegan de Faro no giran hacia el norte hasta haber alcanzado una altura de 5.000 pies para garantizar la seguridad de los habitantes afectados y pasar por encima de zonas menos pobladas". Además, han pedido al aeropuerto de Faro que reduzca algunas acciones para disminuir los ruidos.

A pesar de no tener tantas firmas en Internet, el grupo considera que es importante impulsar esta cuestión y ya han registrado la petición en la página web del Gobierno portugués. Además, han estado recogiendo firmas en la calle, especialmente en los mercados locales, donde, en total, ya tienen unas 500 firmas, según explicó François Coizy a The Portugal News.


Buscan una mayor visibilidad y en el futuro quieren reunirse con el alcalde de Loulé y de Faro, para evitar lo que creen que podría cambiarse fácilmente sin mayores inconvenientes para las compañías aéreas.

Para más información, consulte su grupo de Facebook en https://www.facebook.com/groups/712598876504258.