Es importante señalar que esta revista es una de las más importantes del mundo en el campo de la dermatología, creada en 1888, y que publica artículos de alta calidad para avanzar en la comprensión y el tratamiento de la piel. En otras palabras, esta gente es seria. Sin embargo, esto desafía todo lo que nos han enseñado, y para personas como nosotros, que vivimos bajo el sol, será mejor que tomemos nota de lo que tienen que decir.

¿Confundido? Lo estará

El informe continúa diciendo: "A pesar de toda la mala prensa que relaciona la exposición al sol con el cáncer de piel, casi no hay pruebas que lo respalden. Sin embargo, hay muchas pruebas de lo contrario. A lo largo de los años, varios estudios han confirmado que una exposición solar adecuada ayuda realmente a prevenir el cáncer de piel.

La vitamina D ayuda a protegerte contra el cáncer

Antes de coger otro envase de factor 50, piense en lo que dice este informe sobre el poder de la vitamina D. La vitamina D es una hormona esteroidea que influye en prácticamente todas las células del cuerpo, y es fácilmente uno de los combatientes del cáncer más potentes de la naturaleza. Destacan que si se evita la exposición al sol, se está perdiendo esta protección natural contra el cáncer. Le advierto que esto va a desafiar todos sus conceptos originales sobre la exposición al sol.

Un breve paseo por el mostrador de cosméticos de su localidad y verá una gran cantidad de cremas de protección solar, maquillaje y crema facial, y todas ellas gritando a los cuatro vientos la fuerza de su protección contra el peligro del sol. Si este informe es correcto, sin duda va a molestar a los fabricantes de protección solar en todas sus formas.

¿Qué dicen otros especialistas?

Todo se vuelve más confuso si se observa lo que dicen otros especialistas. La Sociedad Americana del Cáncer dice que "la exposición a los rayos ultravioleta (UV) es un factor de riesgo importante para la mayoría de los melanomas. La luz solar es la principal fuente de rayos UV

La asociación contra el cáncer continúa diciendo: "El patrón y el momento de la exposición a los rayos UV pueden desempeñar un papel en el desarrollo del melanoma. Por ejemplo, el melanoma en el pecho, la espalda y las piernas se ha relacionado con las quemaduras solares frecuentes (especialmente en la infancia). Esto también podría tener que ver con el hecho de que estas zonas no están constantemente expuestas a la luz UV. Algunas pruebas sugieren que los melanomas que se inician en estas zonas son diferentes de los que se inician en la cara, el cuello y los brazos, donde la exposición al sol es más constante. Y son diferentes de los que aparecen en las palmas de las manos, las plantas de los pies o debajo de las uñas, o en superficies internas como la boca, donde la exposición al sol ha sido escasa o nula".

El melanoma puede aparecer en zonas no expuestas al sol

Pasar tiempo al sol sin protección aumenta el riesgo de padecer un melanoma, pero este cáncer de piel potencialmente mortal puede aparecer incluso en lugares con una mínima exposición al sol, advierten los médicos. "Los melanomas pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, no sólo en las zonas que reciben mucho sol", dijo la doctora Kucy Pon a Reuters Health. Dijo que el sitio más común en los hombres es la espalda, mientras que para las mujeres es la pierna.