DECOJovem, la campaña de educación al consumidor promovida por la Asociación Portuguesa para los Derechos del Consumidor, dirigida a las escuelas, ha preparado un Taller Digital para los jóvenes sobre el tema: No sigas las tendencias de la moda #¡Da vida a tu ropa vieja!


Impacto medioambiental del sector de la moda


Todos sabemos (y sentimos) que vivimos en una sociedad de consumo, donde la apariencia es una de las cosas más importantes, ¡y la moda se utiliza a menudo como una forma de expresarnos al mundo!


Aunque la mayoría de los consumidores no lo saben, la producción y el rápido consumo de ropa y calzado tienen un gran impacto en el medio ambiente. El sector de la producción textil se considera el cuarto sector que más agua consume, el segundo que más tierra utiliza para las fibras sintéticas y el quinto responsable de las emisiones de CO2 a la atmósfera.


Emisiones de gases de efecto invernadero


Se calcula que la industria de la moda es responsable del 10% de las emisiones mundiales de carbono, más que los vuelos internacionales y el transporte marítimo juntos.

Según la Agencia Europea de Medio Ambienteen 2017, la compra de productos textiles en la UE generó aproximadamente 654 kg de emisiones de CO2 por persona.


La forma en que la gente se deshace de la ropa no deseada también ha cambiado. Si antes la gente podía donarla a las generaciones más jóvenes, ahora la ropa acaba en la basura en lugar de ser donada.


Según europarl, desde 1996, el volumen de ropa comprada por persona en la UE ha aumentado un 40%, tras una fuerte caída de los precios. En Europa, cada año se consumen unos 26 kg de productos textiles y se tiran unos 11 kg. Aunque la ropa de segunda mano puede exportarse fuera de la UE, la mayor parte (87%) se incinera o acaba en un vertedero.


De hecho, si miramos el panorama general, menos del 1% de la ropa se recicla en el mundo. La razón puede estar en la falta de tecnologías adecuadas para reciclar este tipo de productos.


Desperdicio de agua


En el momento en que todos estamos preocupados por la sequía, es importante echar un vistazo a esto. Según Europal, se necesitan 2.700 litros de agua para fabricar una sola camiseta, lo que equivale a la cantidad de agua potable que necesita un ser humano para beber durante 2,5 años. Parece mucho, ¿verdad?


Pues bien, para empeorar las cosas, la misma fuente dice que sólo en 2015 la industria textil y de la confección fue responsable del desperdicio de 79.000 millones de metros cúbicos de agua, ya que la producción textil necesita mucha agua y tierra para cultivar algodón y otras fibras.


En cuanto a la contaminación, no podemos olvidar que la producción textil es responsable de cerca del 20% de la contaminación del agua potable del mundo debido al uso de productos de tinte y acabado.


Los materiales sintéticos liberan cada año unos 0,5 millones de toneladas de microfibras en los océanos. Por lo tanto, el lavado de la ropa sintética representa el 35% de los microplásticos primarios liberados en el medio ambiente. Un solo lavado de ropa de poliéster puede suponer la liberación de 700.000 microfibras que pueden acabar entrando en la cadena alimentaria.


¿Quieres saber más al respecto?


Para sensibilizar a los jóvenes consumidores, DECOJovem, en colaboración con la Escuela de Moda de Oporto, pretende debatir este tema y concienciar a los jóvenes sobre la reutilización de la ropa que ya no usan, así como sobre el impacto que la producción textil tiene en el medio ambiente.

A través de las plataformas de medios sociales de DECOJovem, durante la semana del 19 al 27 de noviembre, los consumidores más jóvenes (¡y no sólo!) podrán seguir la información divulgada sobre este tema y promover un cambio en todos nosotros. ¡Por lo tanto, DECO incentiva a los jóvenes a seguir esta "tendencia" y cambiar su comportamiento!


DECOJovem es la campaña de Educación al Consumidor de DECO dirigida a todos los colegios y niveles educativos interesados en educar a los consumidores jóvenes, conscientes y responsables. En el ámbito de la Educación para la Ciudadanía, DECO desarrolla varios proyectos e iniciativas de Educación al Consumidor, proporcionando a los jóvenes consumidores conocimientos sobre sus derechos y desarrollando habilidades para tomar buenas decisiones.


DECOJovem pretende capacitar a las futuras generaciones para que sean más participativas en la construcción de una sociedad sostenible. Para más información sobre esta u otras iniciativas, visite www.decojovem.pt o póngase en contacto con decojovem@deco.pt.