El encuentro, auspiciado por Education Above All, tuvo lugar justo antes del partido de fútbol de la Copa del Mundo 2022, en Qatar, entre Portugal y Ghana, donde Marcelo Rebelo de Sousa mostró su ansiedad con respecto al partido, al tiempo que presagiaba que Portugal debería marcar tres goles, lo que acabó ocurriendo.

La rápida conversación se centró en la educación y el Presidente de la República portuguesa habló en la postura de un profesor, su profesión antes de convertirse en Jefe de Estado de Portugal. Marcelo comenzó su discurso mencionando que, al igual que un equipo de fútbol, la educación necesita "libertad, innovar científicamente, tecnológicamente", para que sea posible mejorar "individual y colectivamente". La primera parte del discurso se centró principalmente en la libertad de acceso a la educación en Portugal, mencionando el Presidente que los estudiantes portugueses son mayoritariamente mujeres, incluso doctorandos, al contrario de lo que mencionó Nana Akufo-Addo respecto a Ghana, donde los hombres siguen liderando el acceso a la educación.

El Presidente de Ghana afirmó que, hace una década, el acceso a la educación en su país era muy limitado, ya que la gente no tenía dinero para seguir estudiando. Así, el gobierno extendió la educación gratuita, y Nana Akufo-Addo menciona que "el impacto ha sido dramático". La medida no sólo influyó en los estudiantes, sino también en los profesores, mejorando la calidad de los cursos de enseñanza en las escuelas de Ghana.

Ambos presidentes coincidieron a la hora de alcanzar la equidad en el acceso a la educación, mencionándola como una de las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para 2030. Sin importar el género, la orientación sexual o incluso la nacionalidad y la riqueza. Sin embargo, Marcelo Rebelo de Sousa señala que el sistema educativo portugués necesita evolucionar, de acuerdo con la evolución digital y social. El presidente portugués también pretende abrir las fronteras para que los estudiantes de secundaria "puedan circular libremente" para aprender en otros lugares "sin olvidar que es un objetivo social".

Marcelo Rebelo de Sousa añadió que sólo con la educación el mundo tendrá un desarrollo sostenible, tanto en lo que se refiere a la realidad medioambiental como a la social, subrayando que "todos deben estar en la escuela".

La conferencia finalizó cuando ambos presidentes se intercambiaron la camiseta de cada equipo de fútbol, y Marcelo Rebelo de Sousa se vistió gustosamente con la camiseta oficial de la selección de fútbol de Ghana.