Según los datos de la OCDE y de la UE-23, los niños de Portugal pasan 39,1 horas semanales en una guardería.

Portugal es también uno de los países que ofrece una mayor oferta de guarderías para niños menores de tres años, si se compara con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y la UE-23 (países de la Unión Europea miembros de la OCDE). En Portugal, la tasa de cobertura es del 36,7%, ligeramente superior a las medias de la OCDE (36,3%) y de la UE-23 (35,6%).

Aunque se trata de una buena tasa, la respuesta que da el sistema está muy lejos de las necesidades reales de los padres. En Portugal, el permiso de maternidad es de hasta 120/150 días (puede ampliarse en situaciones específicas), lo que hace urgente tener un lugar donde dejar a los niños cuando este tiempo termina.

Listas de espera

Como las listas de espera son una pesadilla a la que los padres tienen que enfrentarse, fuimos a averiguar qué pueden hacer los padres para inscribir a sus hijos lo antes posible.

Hablando con João Carlos Pereira, presidente del Centro Popular de Lagoa, nos dijo que el primer paso que tienen que dar los padres extranjeros es ir a la Seguridad Social (Segurança Social) y solicitar un NISS (número de identificación de la Seguridad Social) para su bebé recién nacido.

El Centro Popular de Lagoa es una Institución Privada de Solidaridad Social (IPSS) que funciona como residencia de ancianos, así como con niños, disponiendo de una guardería, así como de una sala infantil y un club extraescolar para apoyar a los padres que no tienen posibilidad de cuidar de sus hijos durante el día.

"En la guardería -hasta los tres años- tenemos 110 bebés, luego en el jardín de infancia tenemos unos 130 y en el club extraescolar tenemos 60 niños". Entre estos niños, tienen varias nacionalidades: desde chinos y ucranianos hasta marroquíes. Además, "ahora tenemos dos familias alemanas que no viven aquí todo el año, pero cuando lo hacen, tienen a los niños con nosotros", dijo.

"Para los que viven aquí, el primer paso es pedir un número de seguridad social para el niño y venir aquí a registrarlo". En cuanto a las listas de espera, la mayor lucha siempre está relacionada con los bebés de hasta un año, porque sólo tenemos 12 cunas", añadió.

La preinscripción

En Portugal, son muchas las que intentan matricular a su bebé en las guarderías cuando aún están embarazadas. Sin embargo, no pueden hacerlo. "Ya tuvimos situaciones así, pero no podemos aceptarlo, sólo después de que el niño haya nacido. Sin embargo, debido a estas situaciones, decidimos adoptar un proceso de preinscripción".

En Portugal no hay guarderías estatales. Sin embargo, las hay privadas, y también las hay subsidiarias, como es el caso del Centro Popular de Lagoa. Actualmente, el precio que pagan los padres dependerá de la Hacienda de cada pareja, que revelará los ingresos de los que disponen para afrontar estos gastos en función de los recursos.

Plazas gratuitas

Sin embargo, el año que viene podemos esperar que salgan nuevas normas. Según ha anunciado el Gobierno, las guarderías subsidiarias serán gratuitas para todos los niños de hasta un año durante los cursos 2022-2023.