Deep Purple ha vendido más de 100 millones de álbumes, con arenas agotadas durante décadas en todo el mundo. Músicos legendarios del hard rock, Ian Gillan, Roger Glover, Ian Paice, Steve Morse y Don Airey siguen inspirando a los fans de todo el mundo con su amplio repertorio.

Su último álbum de gran éxito, "Whoosh!", salió el año pasado y está considerado como uno de los discos más versátiles de la historia de Deep Purple.

Recientemente han anunciado "Turning to Crime", que sale a la venta el 26 de noviembre, es un álbum de versiones con temas de artistas como Bob Dylan, Fleetwood Mac y Bob Seger.

Arrancarán el 2022 con una gira muy esperada de su21º álbum de estudio y están más que preparados para volver a la carretera y celebrar su música con los fans. Ha sido fantástico hablar con Ian Gillan, de Deep Purple, sobre lo que nuestros lectores pueden esperar del concierto de Lisboa del próximo año y mucho más.

The Portugal News: ¿Cómo se siente la banda al actuar en Lisboa el próximo año?

Ian Gillan: "Hemos actuado en Portugal bastantes veces a lo largo de los siglos, pero creo que la última vez fue en 2017. No sé cómo se siente la banda todavía porque no hemos estado juntos propiamente en dos años, así que todo esto va a ser muy emocionante; va a explotar con energía, ¡lo sé con seguridad!"

TPN: ¿Qué pueden esperar nuestros lectores del concierto de Lisboa y del set list?

IG: "Es difícil de decir, pero lo que puedo decir es esto, sacamos nuestro álbum "Whoosh!" el año pasado y no hemos interpretado ninguna de las canciones en vivo en el escenario y espero que haya un par de canciones de allí y el nuevo álbum "Turning to Crime" estará casi inevitablemente en el show, así que las meteremos de alguna manera. Obviamente, temas del nuevo álbum y de los no tan nuevos. Hay una gran acumulación de canciones desde 1969 y es muy difícil decidir el repertorio para los conciertos, pero hay que mantener constantemente la frescura de los espectáculos y mantener un equilibrio, ya que no quieres meter todas las canciones nuevas en la garganta de la gente, que quiere escuchar las canciones antiguas, así como la improvisación. Quiero decir que el 25% de nuestro espectáculo consiste en improvisar y por eso nos conocen nuestros fans. Así que es una mezcla de lo viejo y lo nuevo. Todo es divertido y a veces no sabemos cuál es la lista de canciones hasta justo antes de un concierto o lo decidimos espontáneamente en el escenario."

TPN: ¿Cuál fue la inspiración detrás de "Turning to Crime" y de la producción del próximo álbum?

IG: "Normalmente nos sentamos a escribir y la música nos llega y cuando tenemos suficiente, hacemos un álbum y así es más o menos como ha funcionado siempre. El problema es que con la cuarentena y los cierres, es muy difícil reunir a la banda físicamente. Steve, nuestro banjista, vive en Estados Unidos, Roger, nuestro bajista, vive en Suiza y los otros chicos viven en Inglaterra, así que era una operación militar importante para ensayar y necesitamos estar juntos para componer y no necesariamente para actuar, ya que hemos descubierto, como todo el mundo, que se puede hacer digitalmente y a distancia. Fue idea de nuestro productor hacer "Turning to Crime" y siempre hemos hecho versiones, los tres primeros grandes éxitos de Deep Purple fueron en 1968/1969, Hush, Kentucky woman, River Deep, fueron grandes éxitos en América y los hemos interpretado en el escenario pero nunca hemos producido un álbum de versiones. La selección fue una parte muy importante de ese proceso, hicimos una larga lista con nuestro productor, Bob Ezra, y hablamos de ello e hicimos una preselección y recorrimos las ideas y luego empezamos a trabajar en ellas", añadiendo con humor que "¡ni una sola de mis sugerencias se utilizó en el álbum, pero eso está bien porque las canciones que se han elegido son fantásticas! Lo más difícil no fue hacer el álbum, sino decidir hacerlo y decidir cuál iba a ser el repertorio".

TPN: ¿Hay algún tema en particular en "Turning to Crime" que destaque o que os haga ilusión interpretar en directo?

IG: "En realidad, hay 3 o 4 o 5... "7 and 7 is" ya ha salido a la venta y es el tema de apertura y es una canción que me encanta y que solía interpretar en los años 60 en una banda llamada Episode Six. También me encanta un tema llamado "Rockin' Pneumonia And The Boogie Woogie Flu", que es muy divertido y que me encanta cantar en directo. Otro tema es un viejo tema de Ray Charles con un arreglo de Quincey Jones, Don lo ha convertido en una pieza mágica de blues jazz y es muy divertido que se llama "Let The Good Times Roll" y esos tres temas son los que seleccionaría para interpretar en el escenario."

TPN: Me gustaría que te remontases al primer concierto que diste; ¿qué sentiste al actuar en directo por primera vez?

El primer concierto que di fue en un club juvenil de una iglesia en el oeste de Londres y preguntamos si podíamos usar la sala trasera donde guardaban la mesa de ping-pong y las sillas, para poder practicar, y el líder del club juvenil me dijo "tenéis que pagar".tenéis que pagar" y yo dije "no tenemos dinero" y él dijo "no tenéis que pagar en dinero, pagad con una actuación, así que si practicáis aquí durante la semana, tendréis que actuar el sábado por la noche."Así que creo que si sólo hubiéramos practicado, quizá nunca hubiéramos empezado, pero el hecho de que nos hayan obligado a subir al escenario nos ha empujado. Salir al escenario fue aterrador y emocionante al mismo tiempo. El equipo era divertidísimo, la megafonía era en realidad la grabadora de mi padre y me compró una batería que era la del Ejército de Salvación y que rodaba por el escenario cuando empezaba el ruido y yo tenía una batería primitiva, era divertidísimo pero me hizo empezar y como no noté el aumento de público. Me uní a otra banda y tuvimos algo de éxito, pero entonces empezaron a llegar las multitudes, seguíamos en clubes que se llenaban y la emoción empezó a crecer y entonces compramos una banda y empezamos a viajar un poco y gradualmente empezamos a hacer salones de baile, universidades y teatros.

Hice mi primera gira profesional con Dusty Springfield en 1965, lo cual fue increíble, fue muy emocionante y a partir de ahí todo fue creciendo. Aprendí mucho de los músicos más veteranos y de la gente con la que trabajé en la zona, la música estaba realmente en auge en aquella época y también se estaba convirtiendo en algo internacional, así que tuve mucha suerte y tuve una fantástica mánager en los primeros tiempos, que se ocupó de nosotros durante cinco años, llamada Gloria Bristow, que me enseñó mucho sobre la profesionalidad y también aprendí mucho de Dusty".